Páginas

24/6/15

Estoy desordenada hasta la médula, que me sale por los ojos.

Digo no entiendo
y entonces preguntas por el 
tisendo dotisen tidosen
sentido

no conozco esa palabra.

La línea que traza lo que sale de tu boca
apunta a todas las direcciones en las que no está mi cuerpo.
Tus frases revolotean por toda la habitación y ninguna me toca.

Digo no entiendo
y me explicas nada
repites nada:

el mismo método
el mismo resultado
y mi sangre
que es agua
sale por todos los poros
mientras escucho nada.

Fíjate en tus ganas de hacer poemas con todas las cosas
y en mí que me parto y escribo
que me partes y escribo
que nunca creí ser motivo digno de contemplación poética
que nunca imaginé que iba a tejer futuro sobre ideas basadas en el
tinodes notides desnoti
destino
porque tampoco conozco esa palabra.

Mi nombre es un asunto de probabilidad
mi nombre generacionalmente predominante en el contexto geográfico en el que nací.
Las anas de los noventa somos más que todos los pelos que me han salido de la cabeza
y de las piernas y de las cejas y del pubis y de las axilas y de la espalda y de la cara y del abdomen y de los párpados y de la nariz

Y he ahí el destino.

Otra vez digo no entiendo.

El determinismo es un saco de paja
o un paradigma
o sea 
un saco de paja.

Fíjate
el universo
raramente 
es tan perezoso

que mi nombre sea mi nombre es una cosa altamente probable
no un sello
que mi nombre sea mi nombre es un pelo de todos los que me han salido
                                                 es igual a que sea el nombre de otras como yo

Supongo que eso me da la importancia que mi vanidad estaba pidiendo.

Dicen 
cuidado con lo que quieres.

Digo no entiendo
y exijo un nombre nuevo
y pido un sueño nuevo
y pienso en la piel que hubiese elegido si me hubiesen dado a elegir
y en el cabello
y en las manos
y en la nariz
y en los ojos
y qué extraño
no hubiese elegido otros ojos
                               otra tristeza.

Digo no entiendo
porque no entiendo
digo no creo
porque no creo
digo no puedo
porque no puedo
digo ana
porque no sé qué otro nombre decir
digo ana
porque juego sola el juego de la verdad
digo ana
esa palabra de tres letras que se devuelve
digo ana
y no responde alguien a quien pueda amar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario