Páginas

10/6/15

Estar triste.

Tengo el paladar lleno de secretos 
hijos jamás concebidos en las bocas de sus padres.

No sé de niños con voz
no sé de niños con pelo

De los niños con piel
la madre siempre es otra.

Tengo
sombras que no me llaman
movimientos como trazos
lágrimas como luciérnagas
latido mudo dentro de latido:
el fractal imposible de los corazones.

Algo dentro 
le pertenece a los nombres que salen como piedras de mi boca
y no a los ojos que cargo entre las manos.

2 comentarios: