Páginas

3/3/15

Debería estar escribiendo una monografía pero la APA no acepta torrentes.

Entender que un niño tiene sueño
  -hay muchas noches entre el sueño de un niño y el mío-
aceptar el llanto del niño
reconocerme como la figura gris y brumosa en el cuento que cuentan los que cuentan cuentos

es como comer guisantes todos los días
cuando uno no sabe qué es un guisante.

Si ser esposa me hizo madrastra
¿ser gallo me hizo huevo?
¿ser huevo me hizo omelette?
¿ser omelette me hizo deshecho?

¿Es éste el destino de todas las cosas?

Toco la palma de mi mano y leo:

"No se es madre cuando las entrañas son bosques ardiendo
o máquinas de smog"

Me acusan de usurpar un lugar que me horroriza
me acusan de olvidar un nombre que me aterra
me acusan de cargar cruces que ignoro.
No saben
-no quieren saber-
que estoy al borde de las cosas
que si me muevo un poco más, me caigo de todas ellas y que no es el suelo lo que me espera porque también estoy al borde de él.

Lo que quiero decir es lo que se fuga

lo que no cabe en las palabras.

No he filtrado más que mis propios teteros
con ser mi propia madre tuve para las diez mil vidas que vienen
cada día
todos los días
cuando me bajo de la cama
y la tierra me recibe resignada.

Veo a mamá con ojos nuevos. Quiero abrazarla más que todos los días juntos.

Siento que el odio es un ejercicio de libertad
-como el amor-
siento que el juicio es una puta esclavitud.


Te casaste,¿por qué te casaste?

No salió la luna en seis meses y sentí miedo de amanecer muerta un día cualquiera
sentada en el computador.
Alguien me veía como a cualquier cosa
alguien me olvidaba como a cualquier cosa
y yo me perdía en todas las cosas.
Quise romper el ciclo vital de ser cualquier cosa y comenzar a creer que era una cosa más
en el lugar de mi propia vida
y en el lugar de la vida de otro
que está viviendo y que quiere creer que es una cosa más que las otras cosas en el lugar de mi vida.

No conozco a los sueños -maquinitas de no tocar-
pero sí a mis poemas
que son pesadillas embellecidas por las gracias de Maybelline y la marca barata de cosméticos que empecé a usar hace poco porque tengo que pagar los servicios.


Te casaste, ¿por qué te casaste?

No había compañía en los libros de Preciado
la soledad era más sola que la nube del verano
sentí que quise
y que pude y lo hice.
Había neblina en todas las habitaciones de la casa y no me estaba bastando el sueño de un otro que no fuera el que llevo dentro.

Estoy cansada de correr

¿llegué a este lugar huyendo?

Tengo frío de mí
pocas respuestas 
y una mentira hermosa, que he estado necesitando, en construcción 

La verdad, de existir, es una cámara de gas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario