Páginas

27/11/14

Retrograde, series y sustituciones.

Conocí el amor en un volcán de asfalto mientras mi padre escribía un libro de silencio y mi madre cambiaba mi nombre por esmeraldas. Me clavé cuatro mariposas en la espalda para recordar los fractales en la copa del roble y la promesa que caía para deshacerlos. Escribí un poema con semillas de ciruela que nadie leyó nunca y trencé un infinito con mis pestañas para reírme de la muerte. He palpado el tiempo en mi garganta, y en mi pecho la anguila que no llegó a mi bautizo. He desertado de mí misma y he negado todos mis cabellos. Me enfermo y me sano por las puntas de los dedos y destilo música podrida por las orejas. 

Mis ojos son plumas y están tristes. 

Diseñé la casa de un pterodáctilo niño que me envolvió en alas y habité sus áticos de eucalipto. Me fumé un árbol del cielo y nunca aprendí a flotar. Borré las líneas de la palma de mi mano para eludir la quiromancia: me adivinan en el sueño y en el trazo de la proxemia. 

Mi voz es una bandada de pájaros muertos. 

Me he repetido en series de miles de millones y conozco la sustitución -2a 2b 2c 2d 2e 2f 2g 2h 2i 2j 2k 2l 2m 2n 2o 2p 2q 2r 2s 2t 2u 2v 2w 2x 2y 2z 2ana-. Soy parte de un paisaje y quiero ser el paisaje y pinto bóvedas en mis párpados y cierro los ojos y desaparezco y los abro para volverme un sol que se apaga porque se llena de agua salada -tengo el mar adentro- y corro rápido y me ahogo y me da un espasmo en el abdomen flácido de niña y de estrago y camino despacio contando las lámparas del andén y siento que no siento todo lo que debería porque estoy hundida desde que nací porque -tengo el mar adentro- soy una cigarra y amo, amo, amo, amo, amo y me lleno de una luz que me asusta.

Me nombro para aliviarme 
y no sirve de mucho porque estoy enferma de mi nombre
y no sé dónde están las esmeraldas.


2 comentarios:

  1. Ana Voraz, he quedado enamorado de tu palabra... ¿Por qué tendría que esconderlo?... Yo también lucho y amo mi cerebro reptiliano. Vendré a verte a tu pequeña jaula y portal al infinito. Me siento cómodo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por su lectura amorosa, Rodrigo. Espero su visita.

    ResponderEliminar