Páginas

18/1/15

Inútil.

 "De repente quisiera ser cebolla
para olvidar obligaciones
o árbol para cumplir con todas ellas."

María Mercedes Carranza.


El amor de madre es una paloma cansada que habla y habla mientras dobla ropa, que ama mientras trabaja, que ama mientras atiende público en una ventana, que ama mientras escribe las cartas que firma su jefe, que ama mientras organiza archivos, que ama mientras sueña con dormir y con doblar la ropa que dobla
cuando habla y habla.

El amor de madre es un sueño muy bello que soñamos cuando la paloma descansa en un nido de miedo.

   Le debe doler a mi madre haberme soñado tanto para verme envejecer tan pronto. 


Mis manos son palmeras que se mecen con el viento, veletas obstinadas que no aprenden el hacer de las buenas cosas 
           -si tuviera los ojos amarillos, mi madre sería una que no llora por mí-
Mis manos huecas me sacuden mientras boto infinitos pájaros por la cabeza

   -el amor de madre es un mantra empobrecido por las decepciones-

Me llama inútil. Miro para el techo. Tengo que ponerme de pie, desplazarme hasta el baño, entrar a la ducha


   -la furia de madre es un mantra que sólo se susurra-


Tengo que hacer cosas que no sé hacer


   -la decepción de madre es un brebaje que se consume con la voluntad-


Tiene razón:


Me piden el éxito
y yo me rasco la vida con los poemas en mis manos. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario