Páginas

28/10/14

De un desespero que sabe a miel cristalizada.

I

No existen los poemas de amor 
                        pleonasmos
                        pleonasmos.

No existen los poemas
ni los poetas
ni los diletantes.
No existen los estándares que dicen romper
quienes imponen nuevos estándares que tampoco existen.

El único estándar
es la letra llena de toda la sangre que quiere salir y no se derrama
.

-Cuando una persona no existe, no puede sangrar-

Ya no me importa

Estoy cansada de importancia
me estoy muriendo de importancia:


"es importante esto y lo otro" -repite mi voz ahogada en cada uno de los trece celulares que he tenido-

Soy un mal recital de códigos secretos.
Repito peroratas sobre el buen vivir
cuando no paro de llorar los hijos que no tengo 

en poemas que no existen
                   que no rompen estándares
                                                      que tampoco existen.

Fantaseo con un cigarrillo entre mis dedos
fantaseo con un encendedor
fantaseo con el sonido del cigarrillo que se enciende y cruje cuando aspiro
fantaseo con estar de pie en un paradero de buses y con fumarme hasta las ansias.

Arde mi pulmón.

Hoy no existo todavía.

Elijo el amor
elijo la vida.


II

Yo no quiero que la muerte de Colombia sea hermosa
porque Colombia ya murió
y fue un mierdero.



III

Abro la tierra
tu lengua me arrastra hacia adentro
-llévame al comiezo que el final es un sueño aterrador sobreexpuesto en after effects-
No hay en el mundo mariposas que batan los tornados
-hoy siento que estamos más separados que nunca-

Mis alas son un yunque de hielo
y el sol ha sido devorado por una boca inmensa que no es la mía
Ineludible mi vida terrestre.

Toda seguridad ha sido triturada:

Claro que sí

los tontos también merecen amor.


IV

Quiero ir al pasado a abrazarme
verme me reconfortaría.

Ana dosmilantes, necesita conocer la primavera
Ana dosmilantes, necesita ojos
Ana dosmilantes, necesita jugar con la nieve
Ana dosmilantes, necesita menos de ella y más del mundo
Ana dosmilantes, necesita darme la luz
                                                              que Ana dosmilahora no ve.


V

Tanta poesía
y yo muda

-Tejo mis derrotas-

Tanta poesía
y yo estéril

-Pego mis retazos-

Tanta poesía
y yo sorda.

Me siento tan viva como mis pelos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario